lunes, 9 de noviembre de 2015

GABY ARCE MUÑOZ: SEMBRANDO EN LOS NIÑOS LA SEMILLA DE LA PALABRA

GABY ARCE MUÑOZ: SEMBRANDO EN LOS NIÑOS LA SEMILLA DE LA PALABRA

POR: HÉLARD ANDRÉ FUENTES PASTOR

Uno de los ejes temáticos escasamente analizados en el proceso literario de la localidad, es la poesía y narrativa infantil, que se encuentra encarnada en la prosa de escritores independientes como Miguel Ángel Delgado Luján o en los versos de Carlos Maldonado Ramírez y Carmela Núñez Ureta. Precisamente, en esta breve reseña, nos ocuparemos de la vida y obra de la escritora y poeta Gaby Arce Muñoz, cuya producción no solo responde a la literatura femenina, sino a la literatura infantil y juvenil en la localidad.
I
Mi verso es un gemido de amaranto /dintel a la puerta de la aurora /dosel de sueños y campanas /tintineo de cencerro y cascabeles. (Gemido de amaranto).
Yulemí Gaby Arce Muñoz, cosechó a través de sus versos una grata sensibilidad, canalizó los afectos maternales, el sentimiento familiar, que siempre propician un ambiente hogareño. Seguramente, la poeta sentía grata admiración por la planta sagrada de los incas. Un amaranto de sueños y esperanza, cuya esencia aún se conserva en las tumbas precolombinas que prueban su temprana domesticación. Dichos granos con sus propiedades curativas, vigorizantes, afrodisiacas y esotéricas, inspiraron estos versos de grata recordación.
Se trata de una construcción literaria que revela espacios de protagonismo que nos reencuentra con la cultura andina de tradición milenaria. Es el grito entusiasta de una mujer que supo conquistar con la palabra y contagiar su amor por las regiones de nuestra patria, no en vano es autora de un poema titulado “Ayacucho” y muchos otros que evocan el paisaje peruano.
II
¿Hasta cuándo... /perdemos los sueños? /¡Los infantes nacen sin mañana! /¿Hasta cuándo?... (Hasta cuándo)
Su preocupación por la niñez plasmada en su poética, la llevó a presidir la Asociación Peruana de Literatura Infantil y Juvenil, donde realizó una magnífica labor estimulando el desarrollo literario de esta temática en el Perú. El año pasado, fue homenajeada por la Escuela Regional de Arte Dante Nava y la Institución Educativa Los Delfines a través de un recital de poesía infantil que tuvo lugar en el Centro Cultural Peruano Norteamericano de Arequipa, donde niños, jóvenes y docentes de las instituciones educativas locales declamaron sus poemas, interpretaron sus dramatizaciones y canciones.
La distinguida maestra nació en Juliaca (Puno) en 1936, pero elevó su canto a la vida y la niñez en la Ciudad Blanca de Arequipa desde su adolescencia, y batiendo los estruendos, llegó a una ‘primavera’ que se siente solitaria y abandonada. Entre sus títulos para niños podemos destacar: <<Capullito de versos>> (1996), <<Burbujitas>> (1997), <<Trinos>> (2006), ocho trípticos <<Gotitas de cristal>> y <<Protesta de Cuculí>> (2009), los dos últimos corresponden a la poesía ecológica, y es autora de otros libros de poesía: <<Canto a Huancané>> (1995), <<Voces del silencio>> (1998), <<Filigrana>> (2000), etcétera.
III
Yo tengo en mi casa /Mi gato, mi perro /Un gallo que canta /Y un loro faldero. (Mis Mascotas)
 <<¡Yo los quiero mucho!>> dice la poeta, que además de componer versos fue actriz y directora de teatro. Gaby Arce, creció en un ambiente artístico desarrollando cualidades poéticas y escénicas que impulsaron sus padres y maestros. Además, su compromiso con la docencia inspiró guiones teatrales que le permitieron ganar algunos premios como el de Teatro Escolar en la puesta de la obra “Micaela Bastidas” de Sara Yofré. Asimismo, fundó la Asociación de Teatro Talía en Arequipa, aporte fundamental en esta tierra, cuna de grandes artistas.
IV
Vuelves del más allá /a mis días gastados /vuelves crecida en luz /en mis recuerdos... (Madre)
Gaby ha dedicado innumerables versos al amor maternal en afinidad con la dimensión celestial, apreciamos la pureza que resplandece al albor de la vida y la luminosidad nos ciega eternamente. La poeta fue una extraordinaria promotora cultural. Licenciada en Ciencias Histórico Sociales y en Educación por el Arte. Ha sido coordinadora del Movimiento literario de la Mujer en el país y el extranjero.
También fundó el Movimiento Sur Peruano de Escritoras, la Asociación Sur Peruano de Escritores y Artistas (ASEA). Fue presidenta del Centro de Escritoras Arequipa (CEA) en dos oportunidades, la primera entre 1999 y 2001 y, la segunda, entre 2001 y 2003. Y, socia de la Asociación Femenina de Profesionales, del Club del Libro Regional, del Servicio a la Comunidad Femenina (SERCOFE), coordinadora en Perú del Movimiento Internacional “AMA” y de Escritores Cordobeses Asociados (ECA - Argentina).
V
Estas presente en mí ¡Mamá! /Vives en mi aliento /Eres mi alegría y mi tristeza. /Viajamos juntas en el tiempo. (Tiempo)
Participó activamente en los círculos intelectuales a nivel local y nacional, promoviendo la difusión del conocimiento y demostrando su amor por las letras. Por todo ello, está considerada en numerosas antologías poéticas como: <<Peruanas del Siglo XX>>, <<Poesía Infantil y Juvenil Peruana del Siglo XX>> de Jesús Cabel, <<Tierna Guerra>>, donde según el crítico literario Tito Cáceres Cuadros, <<exhibe muestras de poesía infantil>>.
La escritora peruana ocupó el segundo lugar en el concurso de poesía infantil convocado por APLIJ-A en 1987. Fue distinguida con la Medalla y Diploma de la Cultura de la Municipalidad Provincial de Arequipa en mérito a su labor docente y artística en 1998, Medalla y Diploma de Honor de la Municipalidad de San Román (Puno) en 1999, Medalla de Oro y Diploma de Honor de la Biblioteca Nacional del Perú en 2000, Medalla y Diploma de Honor de la UNSA en 2003. El VII Encuentro del Movimiento Sur Peruano de Escritoras (MOSPE) realizado en Puno en 2007 se organizó en su honor. Y ha sido reconocida en el extranjero. El Círculo de Narradores “Paso de León” de Villa Dolores (Córdoba-Argentina) la homenajeó en el año 2010.
VI
Encanecí junto a ti ¡Madre! /Triste y pausada. /Entre vivencias y recuerdos /Soy como tus desvelos /Tengo el tamaño de tus ansias /La profundidad de tu pena. (Tiempo)
Querida Gaby, aquella tierna voz que hace poco susurraba con el viento acaba de apagarse. Sin embargo, tu poesía, tus versos matinales, continuarán alegrándonos cada amanecer, verde, colmado de jilgueros y de rebosante de sol. Siempre estarás presente porque fuiste una extraordinaria mujer, una genial poeta, gran profesional, buena amiga y verdadera maestra de la vida. Llevamos una palomita y ojos de cuculí en el corazón.

Arequipa, julio de 2015.