martes, 28 de febrero de 2017

GUILLERMO FUENTES Y EL FÚTBOL EN AREQUIPA

GUILLERMO FUENTES Y EL FÚTBOL EN AREQUIPA

Por: Hélard André Fuentes Pastor

¡Adiós Guille!, ¡Un grande Guillermo Fuentes!, fueron algunas de las expresiones que se leyeron en las redes sociales, la tarde del 3 de marzo cuando la noticia del fallecimiento de uno de los futbolistas más importantes de la segunda mitad del siglo XX, se hizo pública en la página oficial del Club Melgar.

Guillermo Cecilio Fuentes Rueda fue un futbolista y entrenador arequipeño que nació el 1 de febrero de 1944, bajo el signo del volcán tutelar de nuestra ciudad, el Misti. Hijo de Jesús Fuentes Portugal y Angélica Rueda Velazco, ambos arequipeños, aprendió a querer su tierra, amó sus tradiciones y abrazó los sueños de muchas generaciones con esperanza, coraje y pasión. Estudió la secundaria en el Glorioso Colegio Nacional de la Independencia Americana, promoción 1961 y tuvo cuatro hijos: Richard, Paúl, Rosa y Helbert.
Su carrera futbolística inició antes de egresar del colegio, un 2 de mayo de 1960, debutando con el F.B.C. “Piérola”, equipo donde cosechó numerosos triunfos con sus compañeros. Fue un hombre emprendedor que aprendió amar y respetar al deporte, y se hizo conocer por su perseverancia y disciplina. Integró con orgullo otros seleccionados locales como Sportivo Huracán de La Pampilla y el centenario equipo rojinegro Melgar, que campeonó en la Copa Perú 1971, donde compartió con Rolando Farfán, Carlos Bermejo, Armando Palacios, Alfredo Salinas, Elard Delgado, Manuel Donald Ponce, Eduardo Ávila, Jaime Pizelli, Eduardo “Patato” Márquez, Raúl “Cholo” Rossel, Tomás Saba, Raúl Ruíz y otros jugadores.
Así era el contexto de los años ‘60, momento en que el team de las ardillas de la Casa Rosada, los pierolistas, se clasificaban como campeones retornando a primera división en 1961. Podemos considerar a Fuentes Rueda como protagonista del proceso de consolidación del fútbol en Arequipa, él participó de estos relámpagos futbolísticos como alguien apasionado por la actividad física e hijo innato de familia arequipeña, cuyos antecesores vivieron en la añorada Casa Rosada, tal es el caso de la señora Emilia Fuentes de Gonzáles que en una nota periodística indica haber vivido desde 1900 y demandaba atención de las autoridades para que atiendan a los inquilinos que habitaban ahí. Pese a las limitaciones, dicha casa fue cuna de varios deportistas.
Efectivamente, el F.B.C. Piérola –equipo fundado el 7 de mayo de 1922– fue el primer equipo que cobijó a un apasionado jovencito deseoso de mostrar su talento y extender las potencialidades en el deporte. Guillermo, tuvo que haber sentido pasión por el fútbol, dada la cercanía con integrantes de su familia que habían cosechado éxitos en las canchas mistianas en la primera mitad del siglo XX, tal es el caso de un tío, Miguel Rueda Velazco (nacido el 29 de septiembre de 1926), hermano de su mamá Angélica, a quien consideró muchísimo por el empeño y los proyectos logrados.
Los diarios en aquella época nos contaban las peripecias de Guillermito, afirmaban: “Ese toque tan espectacular que posee no tan común verse en estos tiempos. Tiene una particularidad capaz de influir con solo una jugada en el ánimo de sus compañeros”. Tales cualidades permitieron que el deportista pueda dirigir con tino, posteriormente, a equipos de diferentes generaciones del  prestigioso Colegio San José, llevando a la institución a consagrarse en el fútbol escolar.
Según afirman los estudiantes que fueron entrenados por él, fue una gran persona, sincero y correcto. En 1998 participaron notablemente en el torneo ADECOA (Asociación Deportiva del Consorcio de Centros Educativos Católicos de Arequipa) categoría 80, ganando la medalla de oro; Torneo Escolar DREA, campeón departamental, y, Torneo ADECOA categoría 84, con la medalla de oro.
Las victorias continúan. Al año siguiente, el equipo entrenado por Guillermo, mereció la medalla de oro en el Torneo ADECOA categoría 81, 84 y 87; además destacaron en el IV Campeonato de fútbol de menores “Copa CERVESUR 99”. Y, en el año 2000, San José llegó a la etapa final del Torneo Nacional Escolar de Fútbol, que se realizó en la ciudad de Iquitos (Loreto) con el siguiente resultado: San José (2) vs. Iquitos (1). Dos años más tarde, continuó preparando para los juegos deportivos escolares a nivel nacional Sub-16; una vez más el colegio jesuita obtuvo la medalla de oro en las diferentes etapas (distrital, provincial, zonal) y en la final que se realizó en la ciudad de Lima, enfrentando al San José con Chiclayo, 5 a 0, respectivamente. Una vez más se consagraron como campeones de fútbol a nivel nacional. Así continuó multiplicando las copas y medallas hasta el año 2008.
Guillermo Fuentes Rueda también integró la Selección Arequipa en 1960 teniendo como entrenador a Alberto Ugarte, en 1962 con el famoso Ponciano López y, de 1963 a 1970, con René Vera, Ponciano y Gómez. Y, como muestra de empeño y tenacidad supo equilibrar su entusiasmo deportivo con la formación profesional. Estudió en la Universidad Nacional de San Agustín, graduándose como profesor de Física-Matemática y con estudios de arquitectura en 1971, por eso es que fue un maestro capacitado y de mucha sensibilidad. Enseñó matemática en los colegios Claretiano e Independencia Americana, siempre preocupado por las metodologías adecuadas, estrategias de enseñanza, para que sus estudiantes aprendan. Alguna vez dijo: Si tenemos que calcular la distancia y el tiempo, los muchachos deben salir de la clase y correr en la cancha.
Los amigos, la familia, el deporte mistiano, llora su partida. Sus hermanos: Marie, Helard, Fredy, Zaida y Larry; sus hijos, sobrinos, primos y todos tus parientes, tenemos el corazón desgarrado, aún estamos pasmados por esta ingrata noticia, añoramos tu dinamismo y alegría, atesoramos sus enseñanzas, dibujamos en nuestra memoria aquel rostro, una y otra vez, y no podemos resignarnos a su partida. Falleció la mañana del 3 de marzo del presente, en su ley; mientras realizaba sus ejercicios rutinarios en el gimnasio del Club Internacional le sobrevino un infarto fulminante al corazón deteniendo el trote de su vida.

Hoy nos dejas y emprendes otro camino, pero siempre recordaremos tus triunfos como maestro que formaste muchas generaciones en diferentes colegios de Arequipa, como futbolista que cosechaste triunfos memorables, como entrenador que inculcaste los valores principales y la disciplina en el deporte. En tal sentido, es muy merecido que el torneo convocado por la Liga Distrital de Fútbol de Arequipa, lleve su nombre. Asimismo, solicitamos al Alcalde de la Municipalidad Provincial, a que reconozca su carrera deportiva en nuestra querida ciudad en las próximas fiestas de agosto.

En: Diario El Pueblo. Arequipa. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada